7 Beneficios de reuniones con las amigas

“Una pena entre dos es menos atroz” un dicho al que regreso con alguna frecuencia, Pero en estos tiempos de híper conexión paradójicamente es difícil vernos en vivo y el mundo offline con nuestras amistades. Justamente este artículo trata de la importancia de vernos en vivo y en directo y los beneficios que nos generan estás reuniones. Cumpliéndose a el mensaje de este dicho de entrada.. Antes de continuar deseo preguntarte:

¿Cuándo fue la última vez que compartiste una larga conversa con esa amiga de la niñez, del colegio o de la universidad? ¿Cuándo fue la última vez que compartiste un café, un lonche una comida con esas amistades que son parte de tu vida? Me refiero a una conexión en vivo, face to face, cara a cara.

Si tu respuesta es, no hace mucho, vas bien, pero si tu respuesta es hace lunas, te aseguro que te estás perdiendo una maravillosa posibilidad de seguir creciendo como persona, de tener las mejores terapias colectivas para controlar el estrés y sobre todo para compartir mil historias y al mismo tiempo crearlas juntas y eso oro puro.

Hoy deseo compartir contigo, la maravillosa experiencia que vivo cada mes desde hace casi dos años con un grupo de 14 primas y al mismo tiempo amigas, con quienes formamos un grupo con el pretexto de jugar una junta, pero el principal objetivo es vernos cada fin de mes…Las ganancias y experiencias vividas son entrañables.

¡Creo que ninguna mujer se resiste a compartir algunos momentos de esparcimiento, dialogo, chistes, y una inacabable conversación degustando un aromático café y otros platillos con sus amigas, pero si este ritual se repite cada mes con amigas y que a la vez son primas y tías, la reunión es ganancia total!!

Mi Madre siempre nos decía que fortalecer y conservar las buenas amistades es una de las tareas más hermosas que podemos hacer y a voluntad y el gran secreto es: Saber escuchar y dar lo mejor de una.

Sin duda soy una afortunada porque tengo muchas y buenas amistades (más que los dedos de mi mano) y se debe en gran parte a ese mágico secreto que me inculco mi MADRE, quien hizo de la AMISTAD un maravilloso arte vivo.

Cada mes desde casi hace dos años, un buen número de primas y tías, nos reunimos sagradamente para compartir una inolvidable y entretenida tarde – noche. (el pretexto una junta simbólica) 

A partir de las 5, pero antes de las 5.30 p.m. vamos llegando al punto de encuentro. (la casa de la prima anfitriona) Con la alegría y las ganas de seguir compartiendo. Darnos ese abrazo nos conecta de manera especial, el escucharnos y vernos en vivo en directo (en estas épocas del mundo online) nos produce una sensación especial…Saber que tendremos varias horas de larga charla, entretenidos juegos y mucho más, nos fue devuelve esa complicidad de niñas y adolescentes, que esperan el ansiado encuentro para dar rienda suelta a toda la mochila de experiencias que nos pasó durante el mes….

En estos meses pude comprobar una vez más que la amistad refuerza sin lugar a dudas nuestra salud mental, espiritual y física, por todas las actividades y largas pláticas que compartimos. Estrechamos aún más nuestros vínculos afectivos y de familia. Nos liberamos de tensiones, miedos, tristezas y soledades, asimismo juntas generamos una gran dosis de endorfinas, necesarias para inmunizar nuestro cuerpo físico y mental. Al escuchar diversas historias de vida, ampliamos nuestro mundo personal y aprendemos más de cada una.

Muchos estudios de investigación aseguran que compartir tiempo y experiencias con personas de nuestro mismo sexo y con las que tenemos plena confianza, puede ayudarnos a relativizar problemas de nuestro día a día y nos lleva a enfrentarnos con una actitud más relajada en otros ámbitos de nuestra vida como el laboral o el familiar.

Aquí algunos beneficios:

 Es motivo para compartir

Son espacios ideales para compartir gratificantes momentos de relax, pero también de los logros, proyectos, penas y demás experiencias.

Te desconectas

Sin duda alguno son espacios que nos permiten desconectarnos de la rutina diaria, del trabajo, de las urgencias y liberar juntas el estrés y recargar las energías.

Eres tú misma

Son espacios que nos posibilitan ser nosotras mismas, sin censuras, críticas. Nadie cuestiona, reclama o impone. Dejamos que todo fluya a nuestro favor.

Ríes

Uno de los grandes beneficios sin duda es la risa. Reímos de cualquier ocurrencia por tonta que sea. Hay tantas experiencias y detalles que causan risa…es la mejor forma de fortalecer las neuronas y liberar las tensiones del mes.

Olvidas

Otro beneficio especial es que estos encuentros nos ayudan olvidar más rápido los malos momentos vividos, las preocupaciones a futuro, así como los miedos…compartirlo nos libera y empodera.

Aprendes.

En estas reuniones aprendemos más de lo que supones, cada persona es un mundo lleno de ricas experiencias y lecciones aprendidas durante ya un largo camino de vida. Además, al estar en estado de relajamiento ayuda que estos aprendizajes se fijen más en nuestro cerebro.

Apoyo mutuo

Definitivamente la posibilidad de apoyarnos mutuamente es otro de los grandes beneficios de estas reuniones frecuentes con las amistades. El estar en permanente comunicación y en este punto debo agradecer la magia de las redes sociales, sobre todo del WhatsApp que nos permite estar conectadas las 24 horas. ¡Por lo tanto, sabemos que le pasa a cada una del grupo y estamos siempre listas a poner el hombro y dar esa manito que siempre cae bien!!

Desde este espacio invito a mis amigas y también amigos a formar estos círculos familiares y amicales los beneficios son muchos, las experiencias vividas especiales. En esta época ganada por la tecnología sin límite, la indiferencia, los mensajes cortos e impersonales y por las urgencias que tenemos, que bien nos hace recrearnos en estos espacios vivos y plenos. Ya los viví intensamente en mi época de adolescente, luego en la universidad y hasta estos tiempos en las expediciones de alta montaña. ¡Y cada mes con mi entrañable grupo familiar de primas y amigas del grupo las DALIAS DE POR VIDA!!

Un energético abrazo y nos vemos pronto.

Lourdes Irene,

Life Coach & Mentor

www.paratimujerhoy.com

Deja un comentario

Scroll al inicio