Miles de ideas rondan nuestras cabezas; pocas se convierten en posibilidad de negocio y solo algunas se concretan y son exitosas.

¿A qué se debe ello?´Muy simple¡ Detrás de una idea hay una o varias personas y de su perseverancia y conocimientos depende que se transformen en propuestas serias. Podemos estar muy capacitados pero sin la dosis de perseverancia y capacidad para arriesgar, nada es posible.

Es cierto también que para hacer empresa no solo basta conformarla sino sobre todo saber lidear con las innumerables trabas que el Estado pone; desde requisitos casi imposibles de cumplir hasta sobrecostos que desnaturalizan la rentabilidad de un proyecto.

Es así que los emprendimientos que se llevan adelante, en un 70% son informales con las consecuencias que conlleva esto a nuestra economía y a las posibilidades de crecimiento de los mismos (incluyendo al crédito bancario, por citar un problema).

Tras casi treinta años del salto que dimos para salir del estatismo, hoy en día algunos vuelven los ojos atrás y pretenden recurrir a fórmulas que solo trajeron atraso y pobreza. Los emprendedores no necesitan a un “estado papá”. Lo que se necesita es un “Estado Promotor” que facilite el clima de inversión, no solo en el plano económico sino político y social. Basta ya de crear climas de odio, no combatir la inseguridad y de marcos legales poco predictivos y duraderos.

Finalmente, el gran olfato que un emprendedor debe tener se debe orientar a ver a qué mercado satisfacer. El qué afina ese sentido es el que logra “descremar el mercado” o sea se lleva a los clientes que buscan novedad y  están  en capacidad e intención de pagar por ello.

“Helados de quinua, hamburguesas de alpaca, packs de productos veganos, en su momento los fettuccine en salsa a la huancaína con lomo saltado del Aeropuerto y tantos productos” que fueron novedosos en su momento  e hicieron famosos y afortunados a quienes apostaron por ello.

Ni qué decir ya de inventos o servicios que han hecho nuestras vidas más simples y complicadas a la vez por la dependencia a esos productos o servicios.

Cómo ven el emprendedor no solo deben ser arriesgados y perseverantes sino tener un buen olfato para conocer qué podría demandar el mercado pero también debe ser innovador y buscar la calidad continua; sino es probable que quienes rentabilicen nuestros esfuerzos no sean ellos sino quienes “copien” y mejoren la idea original.

Por otro lado la capacitación permanente, es uno de los grandes aliados para lograr el éxito y el posicionamiento en un mercado cada vez más globalizado, segmentado y competitivo.

Este 30 de enero compartiremos nuestro primer taller del año, 3 horas para fortalecer y potenciar tu espíritu Emprendedor..

Seguiremos con el tema; entre tanto aprovechamos para desearles un FELIZ Y VENTUROSO AÑO 2019¡

Hasta el próximo encuentro. Un energético abrazo y no te detengas hasta conseguir lo que realmente quieres para ti!!

Tus amigas de,

PARA TI MUJER HOY.

Deja un comentario

Scroll al inicio
Estás a punto de dar

el primer paso hacia una nueva versión de ti misma

Ingresa tus datos ahora y comienza tu viaje hacia una transformación personal significativa. ¡Te esperan grandes descubrimientos y empoderamiento!