Consejos para fortalecer nuestra capacidad de Resiliencia

p02La resiliencia es un conjunto de atributos y habilidades innatas para afrontar adecuadamente situaciones adversas, como factores estresantes y situaciones riesgosas.

En esta sociedad cada vez más globalizada y súper competitiva ser resiliente, será sin duda alguna la clave para salir adelante y lograr alcanzar nuestras metas. Antes de continuar, es necesario saber qué significa realmente esta palabra que la venimos escuchando con mayor frecuencia en estos últim0s años.

Según algunos autores, la resiliencia es la capacidad de respuesta inherente al ser humano, a través del cual se generan respuestas adaptativas frente a situaciones de crisis o de riesgo. Esta capacidad deriva de la existencia de una reserva de recursos internos de ajuste y afrontamiento, ya sean innatos o adquiridos. De este modo, la resiliencia refuerza los factores protectores y reduce la vulnerabilidad frente a las situaciones riesgosas (abuso de drogas, suicidio, embarazo temprano, fugas de hogar, etc.)

Ahora, ¿ cómo aplicamos esta herramienta tan importante e inherente a los seres humanos, en nuestra vida diaria?. Imagina este escenario:

Dos compañeros de trabajo pierden al mismo tiempo su trabajo. El primero se queda bloqueado con la noticia, no sabe qué hacer, siente que todo se pone gris y que el mundo se le vino encima. Llega a casa y extiende este malestar a toda su familia. Finalmente termina el día en un bar hasta la madrugada.

El segundo, siente la misma tristeza, pero está consciente de que nada es para siempre y estaba preparado para este momento. De inmediato solicita una carta recomendación. Sale del trabajo tranquilo, sereno y antes de ir a casa se regala un paseo, para poner sus ideas en orden y calmar su tensión. Al llegar a casa saluda como de costumbre a su familia y luego se da un baño tibio. Al salir de la ducha ya está más calmado y se dice a sí mismo que la vida continua y mañana será otro día mejor al de hoy.

Como ves son dos ejemplos que nos muestran dos tipos de comportamiento, que se dan a diario.

Es obvio que la persona del segundo ejemplo es resiliente y de mentalidad prospectiva.

Justamente la resiliencia nos permite la capacidad de adaptarnos y recuperarnos con facilidad  de los contratiempos, que nos pone la vida diaria La resiliencia nos permite seguir adelante a pesar de tener muchos obstáculos y problemas, con la misma fortaleza y serenidad.

De acuerdo a los estudios de la psicóloga Susan Kobasa hay tres elementos claves para ser más resiliente:

  1. Ver las dificultades como desafíos. Los fallos y errores como lecciones y oportunidades para desarrollarte y no considerarlos como algo negativo y mucho menos como un defecto tuyo.
  2. Comprometerte contigo, tu vida y tus metas. Querer seguir adelante pase lo que pase.
  3. Centrarte en lo que puedes controlar. Hay ciertas circunstancias y sucesos que simplemente no puedes controlar. Lo sabio es centrarte en lo que sí está en tu mano y en lo que supondrá una mayor diferencia en tu vida. Así lograrás sentirte confiada y empoderada porque estás haciendo no sólo todo lo que puedes, sino lo que importa.

Como toda cualidad del ser humano, uno también puede lograr que la resiliencia  sea una herramienta importante de nuestra crecimiento personal. Es cuestión de práctica y ganas de ponerle la mejor cara a todo los  contratiempos, errores y demás limitantes que se nos presentan a lo largo de nuestra existencia. Lo importante es enfrentarlos y pensar que solo están de paso.

Aquí algunas sugerencias para fortalecer nuestro poder de resiliencia:

  • Cuando algo no salga bien o cometiste un error; respira profundo y piensa que es un hecho temporal y qué saldrás de ello pronto.
  • No te consideres una víctima y enfrenta con fuerza y serenidad ese mal momento.
  • Recuerda que tú eres más grande que todo tus problemas y no te dejes ganar por el miedo a fracasar nuevamente.
  • No pretendas exagerar tu problema o mal momento y no te ahogues en un vaso de agua
  • Solo tú puedes elegir si te quedas atrapado o buscas la solución más viable y sales adelante
  • No seas intolerante contigo mismo, tienes que ser capaz de adaptarte a los nuevos retos.
  • Si crees que no puedes salir solo de ese problema, busca ayuda. La familia, los amigos y compañeros de trabajo estarán gustosos de darte su apoyo.

Es innegable que vivimos tiempos críticos, inciertos, con pérdida de valores y nuevos paradigmas; asimismo con permanentes retos y altas presiones laborales, familiares, además de conflictos interpersonales. En este panorama un tanto sombrío nuestra capacidad de resiliencia, tiene que estar siempre de nuestro lado. No podemos dejarnos vencer por las adversidades y problemas, tenemos que ser mujeres fuertes y con gran capacidad de adaptarse y diversificarse.

Un energético abrazo desde este lado de la mágica bruma

Tus amigas de,

www.paratimujerhoy.com

 

Deja un comentario

Scroll al inicio