A todos nos interesa tener una salud esplendida y una vida mejor. Esto y más, será posible, si prodigamos a nuestro organismo del oxigeno necesario, mediante el uso más adecuado de nuestros generosos pulmones.
El saber respirar es un arte y no cuesta mucho aprender. Probablemente lo primero que me respondas sea ¿pero por qué supones que no sé respirar y entonces cómo vivo…?
Aunque TU no lo creas mi querida amiga vamos a entrar a conversar de manera más tendida al respecto:
Nadie duda que la vida en el campo, con muchos árboles, flores y diversas plantaciones, entre otros seres vivos y mejor aún si se encuentra ubicado cerca a un río, brinda las mejores condiciones para oxigenarnos con abundante aire libre de impurezas, en tanto la ciudad mientras más industrializada sea, presenta una mayor contaminación ocasionándonos enormes dificultades para la respiración. A ello sumemos la falta de motivación o de tiempo para ejercitar y distender el cuerpo y la mente. Recordemos que muchos trabajos nos obligan a llevar una vida sedentaria de largas horas frente al ordenador, realizando un conjunto de actividades todas muy urgentes, a las que debemos añadir el cumplimiento de la otra parte de la agenda de casi toda mujer, las que se realizan en casa, en fin…

Todo ello nos exige a mejorar algunas costumbres, nuestros hábitos especialmente respiratorios para que a pesar de las circunstancias cada vez más demandantes y complejas y del smock citadino, podemos empezar protegiendo y previniendo nuestra salud y bienestar.
Aquí algunas recomendaciones para mejorar nuestra respiración:

-La mayoría de las personas ligeramente de 14 a 18 veces por minuto. Asimismo con esta forma de respirar se alcanza a utilizar la sexta parte de la capacidad pulmonar.
-Lo óptimo es que podamos llegar a respirar entre ocho a cuatro veces por minuto, haciéndolo de manera profunda. Lógicamente lograr esta meta implica una ejercitación previa que solo requiere voluntad y perseverancia.
-Muchos que ahora gozan de este beneficio o quienes estudian las bondades de la respiración indican que un primer paso consiste en abrir lo más que se pueda la boca y exalar todo el aire, hasta quedar casi exausto.
-Un segundo paso, o simultáneo al primero, vendría a ser el tratar de juntar hasta donde sea posible ambos omóplatos, esto es más importante que levantar el pecho. El aproximar los omóplatos aumenta la capacidad toraxica y consecuentemente podemos alistarnos para tomar más aire.
-Un tercer paso consiste en fruncir los labios y soplar todo lo que se pueda.
-Luego te darás cuenta que te quedara bastante aire en los pulmones. Pero este aire no es de los mejores, pues quienes nos encontramos en actividades sedentarias apenas absorbemos medio litro en cada aspiración, lo cual significa que gran parte de nuestra capacidad torácica queda inactiva.(los pulmones pueden contener hasta tres litros de aire).
-Hacer este ejercicio de respiración de manera frecuente y correcta, nos ayuda a obtener muchas ventajas, como por ejemplo: oxigenamos el cerebro de mejor manera, tenemos menos fatiga y a cambio más energía, nos permite dormir mejor, levantarnos animosos.
-Quienes encuentren satisfacción y mejoría en general, respirando correctamente, no serán amigos del tabaco o dejaran de serlo, pues según indican algunos estudiosos el fumar sustituye el acto de respirar. Acuérdate que al fumar aspiramos y expelemos aire
– Para verificar si sabemos expeler aire, debemos aspirar profundamente abriendo bien la boca (ya sin labios fruncidos) y tratemos de apagar un palito de fósforo a unos 8 centímetros de distancia. Insistamos hasta lograr mejoras en nuestras facultades respiratorias.
-Pensemos que expeler el aire ayuda a limpiar las impurezas que se concentran en los pulmones y facilita aspirara de manera profunda. Empecemos aspirando hasta contar cuatro y expeler hasta contar doce. Sigue hasta lograr contar siete aspirando y hasta veintiuno al expeler.
– Si tienes que subir escaleras procura aspirar cada dos escalones y exala cada otros dos, veras que al final del escalón estarás menos fatigada. Si te faltase el aire jadea durante algunos minutos y recobraras el aliento.

Como comprenderás es sumamente saludable respirar honda y rítmicamente te dará mucha energía, te mantendrá más relajada y por si fuera poco, te aliviara y hasta desaparecerán algunas enfermedades respiratorias tan frecuentes.
Entonces, perseverando en realizar estos sencillos ejercicios para mejorar nuestra respiración (acuérdate que las mujeres somos súper perseverantes), podemos aprovechar el escaso oxigeno que aún nos queda en el aire y vivir mejor, especialmente en las grandes ciudades.

Un ciber abrazo,

Desde este lado de la mágica bruma

Tus amigas de

MUJER HOY

2 comentarios en “Tips para respirar mejor”

  1. Excelente tema, el vivir el dia a dia nos lleva a mejorar nuestra respiracion.
    Un punto importante es hacernos un check up, asi sabremos que tan bien andamos en nuestro cuerpo.

    Te haz ganado 10 puntos.

Deja un comentario

Scroll al inicio
Estás a punto de dar

el primer paso hacia una nueva versión de ti misma

Ingresa tus datos ahora y comienza tu viaje hacia una transformación personal significativa. ¡Te esperan grandes descubrimientos y empoderamiento!